Apostoloteca
 
 
INICIO - REGRESAR

HORA SANTA MISIONERA

MONICIÓN: Nuestro encuentro con el Señor Jesús quiere ser ante todo una acción de gracias por el trabajo evangelizador de tantos hermanos nuestros que han hecho posible que el reino de Dios se haya sembrado un día en nuestro planeta y hoy esté dando frutos de salvación. Animados por nuestra fe y nuestro amor a Jesús buen Pastor presente en la Eucaristía, también le queremos pedir que siga sosteniendo y acrecentando la labor misionera y que nuestros misioneros sean colmados de bendiciones en todas sus acciones.

EXPOSICIÓN

Lector: Agradecemos Señor ante todo el trabajo incansable de todos los misioneros.
Todos: Porque desgastaron su vida en anunciar tú nombre a todas las gentes.
Lector: Reconocemos y veneramos a María madre tuya y madre nuestra en la preciosa imagen de la Virgen de Guadalupe.
Todos: Por la gran importancia que ha tenido en la vida religiosa de nuestro pueblo, porque es signo de tu amor maternal entre nosotros.
Lector: Nuestro pueblo, Jesús, te ha reconocido presente en la Eucaristía.
Todos: Gracias porque en ella te hemos sentido muy cerca y haz alimentado nuestra fe.
Lector: Bendito seas Jesús porque cuando llegan los momentos difíciles que atentan acabar con nuestra fe...
Todos: Surgieron cristianos valientes que sin miedo confesaron su fe en ti.

CANTO

Lectura bíblica: Jn. 1O, 14-16.
Meditación.

Lector: Que santifiques cada vez más a nuestros misioneros según tu corazón.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Que nuestros misioneros se consagren a predicar el Evangelio, a santificar y apacentar al pueblo de Dios ya celebrar el culto divino.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Que trabajen nuestros misioneros de tal manera que podamos reconocer en ellos a los verdaderos discípulos de Aquel que no vino a ser servido, sino a servir y a dar la veda por nosotros.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Para que cumplan con su misión de enseñar, comuniquen la palabra de Dios y mediten la ley del Señor.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Que crean de corazón lo que leen, enseñen lo que .creen y practtquen lo que enseñan. Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Para que su doctrina sea verdadero alimento para el pueblo hambriento de Dios.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Para que estén en constante renovación en su preparación buscando la eficacia y servicio al pueblo de Dios.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Que su vida sea un estímulo para los fieles a fin de que con su palabra y con su ejemplo vayan edificando la Iglesia de Dios.
Todos. Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Que sean puros y castos en sus miradas, en sus pensamientos y en sus acciones y que siempre imiten el amor puro y sincero de Jesucristo a su Iglesia.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Para que guarden el celibato toda la vida por causa del reino al servicio de Dios y de los hombres.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Que imiten a Jesucristo y configuren su vida con el misterio de la Cruz del Señor.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Que valoricen el sacrificio, la abnegación y la pobreza a ejemplo de Cristo y de su Iglesia. Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.
Lector: Que sean un signo y un estímulo de caridad pastoral.
Todos: Hazlos apóstoles de tu reino Señor.

CANTO

Lectura bíblica: Hch. 1, 8.
Meditación.

PRECES:

Presidente: Oremos unidos por nuestros hermanos que se encuentran en tierra de misión, pidiendo a Nuestro Dios Todo amoroso, los colme de sus bendiciones.

Respondemos: Muéstranos tu luz, Señor.

* Por tu Iglesia Santa, para que cumpla diligentemente tu mandato de llevar la buena nueva a todo el mundo.
* Por los pastores de tu Santa grey, que sean luz y sal de la tierra por la predicación de tu palabra, por la distribución de tu gracia y perdón.
* Por todos los hermanos cristianos para que un día se integren a un solo rebaño y un solo pastor.
* Por todos los fieles cristianos para que encarnen y hagan viviente palabra dentro de la sociedad.
* Por toda la familia humana para que todos los pueblos y naciones te conozcan a ti y al Padre que te envió.

Presidente: Señor Dios que te muestras benevolente y paternal con todos los pueblos, te rogamos atiendas las necesidades de nuestros hermanos misioneros para que con amor prediquen la Buena Nueva a todos los hombres. Por Nuestro Señor Jesucristo que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

ORACIÓN FINAL (Todos):
Protege Señor a tus misioneros, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos que dejan todo para dar testimonio de tu palabra y de tu amor. En los momentos difícil es sostenlos; consuela sus corazones y corona su trabajo de frutos espirituales. Y que tu imagen del crucifijo les acompañe siempre, hable a ellos de heroísmo, de generosidad, de amor y de paz. Amén.

BENDICIÓN Y CANTO FINAL.

Apostoloteca virtuál

Apostoloteca
webmaster@apostoloteca.org