Apostoloteca
 
 
INICIO - REGRESAR

MENSAJE DEL PAPA
"COMUNICAR A JESUCRISTO"

XXXI Jornada mundial de las comunicaciones sociales. (11 de mayo)

Queridos hermanos y hermanas:

Al acercarse el final de este siglo y del segundo milenio, presenciamos un desarrollo sin precedentes de los medios de comunicación social, que ofrecen cada vez más productos y servicios. Vemos que la vida de muchas personas sufre cada vez más el influjo del despliegue de las nuevas tecnologías de información y comunicación. Y con todo, existen todavía numerosas personas que no tienen acceso a esos medios, antiguos o nuevos.

Aquellos que se benefician de este desarrollo disponen de un creciente número de opciones. Cuantas más son las opciones, más difícil resulta escoger responsablemente. De hecho, cada vez es más difícil proteger los propios ojos y oídos de imágenes y sonidos que llegan a través de los medios de comunicación de forma inesperada y sin solicitarlos. Cada vez resulta más complicado para los padres proteger a sus hijos de mensajes inmorales, y asegurar que su educación para las relaciones humanas, así como su aprendizaje sobre el mundo, se realicen de modo apropiado tanto a su edad y sensibilidad, como a la maduración de su sentido del bien y el mal. La opinión pública se ha visto conmocionada por la facilidad con que las tecnologías más avanzadas de la comunicación pueden ser explotadas por quienes tienen malas intenciones. A la vez, ¿cómo no advertir la relativa lentitud por parte de quienes desean usar bien esas mismas oportunidades?

Debemos esperar que la brecha entre los beneficiarios de los nuevos medios de información y expresión, y los que hasta ahora no han tenido acceso a ellos, no se convierta en otra persistente fuente de desigualdad y discriminación. En algunas partes del mundo se alzan voces contra lo que se ve como el demonio de los medios de comunicación por la llamada cultura occidental. Lo que producen los medios se percibe como la representación de valores apreciados por Occidente y, por extensión, se supone que presentan valores cristianos. En realidad, en esta cuestión, a menudo el beneficio comercial es el que se considera como valor primero y auténtico.

Además, en los medios de comunicación parece disminuir la proporción de programas que expresan anhelos religiosos y espirituales, programas moralmente educativos y que ayuden a las personas a vivir mejor su vida. No es fácil ser optimistas sobre la influencia positiva de los medios de comunicación social cuando éstos parecen ignorar el papel vital de la religión en la vida de la gente o cuando las creencias religiosas son tratadas sistemáticamente de forma negativa y creando antipatía. Algunos operadores de los medios de comunicación, en especial en los sectores dedicados al entretenimiento, parecen inclinarse a presentar a los creyentes bajo la peor luz posible.

¿Encuentra todavía Cristo un lugar en los medios tradicionales de comunicación social? ¿Podemos reivindicar un lugar para él en los nuevos medios?

En la Iglesia, el año 1997, primero del trienio de preparación para el gran jubileo del año 2000, se está dedicando a la reflexión sobre Cristo, Verbo de Dios hecho hombre por obra del Espíritu Santo (cf. Tertio millennio adveniente, 30). En este marco, el tema de la Jornada mundial de las comunicaciones sociales es «Comunicar a Jesús: camino, verdad y vida» (cf. Jn. 14, 6).

Este tema brinda a la Iglesia la oportunidad de meditar -y, en consecuencia, de actuar- en la contribución específica que los medios de comunicación pueden dar para difundir la buena nueva de la salvación en Jesucristo. También ofrece a los comunicadores profesionales la ocasión de reflexionar en el hecho de que los temas y los valores religiosos, así como los específicamente cristianos, pueden enriquecer sus producciones en los medios y la vida de los que se sirven de ellos.

Los modernos medios de comunicación social no sólo se dirigen a la sociedad en general, sino sobre todo a las familias, a los jóvenes y también a los niños pequeños. ¿Cuál es el «camino» que deben señalar? ¿Qué «verdad» han de proponer? ¿Qué «vida» deben ofrecer. Esto no sólo interesa a los cristianos, sino también a todas las personas de buena voluntad.

El «camino» de Cristo es el camino de una vida virtuosa, fructífera y pacífica como hijos de Dios, como hermanos y hermanas de la misma familia humana; la «verdad» de Cristo es la verdad eterna de Dios, que se nos reveló no sólo en el mundo creado, sino también a través de la sagrada Escritura, y especialmente en y a través de su Hijo, Jesucristo, la Palabra hecha carne; y la «vida» de Cristo es la vida de gracia, ese regalo de Dios que nos hace partícipes de su propia vida y capaces de vivir para siempre en su amor. Cuando los cristianos están verdaderamente convencidos de esto, su vida se transforma y esta transformación se manifiesta no sólo en un testimonio personal que interpela y da credibilidad, sino asimismo en un urgente y eficaz anuncio -también a través de los medios de comunicación- de una fe viva que, paradójicamente, crece al ser compartida.

Es consolador saber que todos los que asumen el nombre de cristianos  comparten esta misma convicción. Con el debido respeto a las actividades de comunicación de cada una de las Iglesias y de las comunidades eclesiales, sería un significativo éxito ecuménico que los cristianos lograran cooperar más estrechamente entre sí en los medios de comunicación social para preparar la celebración del gran jubileo (cf. Tertio millennio adveniente, 41).

La preparación para el 2000 aniversario del nacimiento del Salvador se ha convertido en la clave de interpretación de lo que el Espíritu Santo está diciendo a la Iglesia y a las Iglesias en este momento (cf. ib., 23). Los medios de comunicación social tienen que desempeñar un papel importante en la proclamación y difusión de esta gracia en la comunidad cristiana y en el mundo en general.

El mismo Jesús que es «el camino, la verdad y la vida», es también «la luz del mundo»: la luz que ilumina nuestro camino, la luz que nos hace capaces de percibir la verdad, la luz del Hijo que nos da la vida sobrenatural ahora y siempre. Los dos mil años que han transcurrido desde el nacimiento de Cristo representan una extraordinaria conmemoración para la humanidad en su conjunto, dado el relevante papel de la cristiandad durante estos dos milenios (cf. ib., 15). Sería oportuno que los medios de comunicación reconocieran la importancia de esa contribución.

Tal vez uno de los mejores regalos que podemos ofrecer a Jesucristo en el 2000 aniversario de su nacimiento sería que la buena nueva fuera, al fin, dada a conocer a cada persona en el mundo, ante todo mediante el testimonio del ejemplo cristiano, pero también a través de los medios de comunicación: «Comunicar a Jesús: camino, verdad y vida». Que esta sea la aspiración y el compromiso de todos los que profesan la singularidad de Jesucristo, fuente de vida y verdad (cf. Jn. 5, 26; 10, 10 y 28), y que tienen el privilegio y la responsabilidad de trabajar en el vasto e influyente mundo de las comunicaciones sociales.

 

 

 


INTRODUCCION
A MEDIOS DE COMUNICACION

En nuestro Plan Diocesano de Pastoral, constatamos que «Estamos inmersos como peces en el agua, en la influencia de los Medios de Comunicación Social. Y que este bombardeo afecta nuestras formas de ser y de pensar, nuestros valores y comportamientos frente a Dios, los demás y el mundo, y aún frente a uno mismo». (P.D.P. 1268).

Y en el siguiente número, también se afirma que «En la diócesis poco hacemos para formar actitudes críticas». (P.D.P. 1269).

Esta doble realidad: por un lado la tremenda influencia de los medios y por otro, nuestra poca actividad para formarnos la conciencia crítica, nos invita a hacer algo en favor de las comunidades. Por esto se ofrece en el presente boletín, un material que puede ser utilizado para taller de agentes en la parroquia. Es una propuesta que espigamos del libro: «Realidad y Medios de Comunicación» técnicas e instrumentos de análisis -de Marta Orsini y Gregorio Iriarte, de las ediciones «Dabar», México-

Cuando hablamos de tener conciencia crítica frente a los Medios de Comunicación Social, queremos entender que debemos proporcionar una verdadera ayuda, indicando los criterios éticos y morales, criterios que se encontrarán en los valores humanos y cristianos. («Una Nueva Era» 12)

«En nuestro siglo, caracterizado por los Medios de Comunicación Social, el primer anuncio (del Evangelio), la catequesis o la ulterior profundización de la fe, no puede prescindir de esos medios. Puestos al servicio del Evangelio, ofrecen la posibilidad de extender casi ilimitadamente el campo de escucha de la palabra de Dios, haciendo llegar la buena noticia a millones de personas. La Iglesia se sentiría culpable ante su Señor si no empleara esos poderosos medios, que la inteligencia humana perfecciona cada vez más. Con ellos, la Iglesia pregona «desde las azoteas» el mensaje de que es depositaria. En ellos encuentra una versión moderna y eficaz del púlpito. Gracias a ellos puede hablar a las masas». (Evangelii Nuntiandi. 45).

Frente a los Medios de Comunicación Social, podemos tomar diversas actitudes que van desde ser meros receptores, sin criterios sólidos, pasando por ser críticos, analíticos, buscando sus causas, efectos y tendencias, hasta ser protagonistas que buscan en su parroquia la forma de elaborar un periódico, usando radio, interviniendo en televisión o teniendo Medios de Comunicación Social propios, que informen y formen criterios a la luz del Evangelio y del Magisterio de la Iglesia.

No hay que desaprovechar que en muchas de nuestras comunidades hay posibilidades concretas para integrarse a algunos medios ya existentes como prensa, radio y televisión, pero para esto urge una preparación adecuada que nos dé el soporte técnico necesario.

De ordinario en nuestro ambiente, hay buena disposición de parte de los profesionales de los Medios de Comunicación Social para dejar en ellos la semilla del evangelio.

¿Sabías que aprendemos

el 1 por 100 mediante el gusto

el 1.5 por 100 mediante el tacto

el 3.5 por 100 mediante el olfato

el 11 por 100 mediante el oído

el 83 por 100 mediante la vista...

y retenemos

el 10 por 100 de lo que leemos

el 20 por 100 de lo que escuchamos

el 30 por 100 de lo que vemos

el 50 por 100 de lo que vemos y escuchamos

el 70 por 100 de lo que decimos y discutimos

el 90 por 100 de lo que decimos y además realizamos...?

Según esto, ¿Qué postura hay que adoptar ante los Medios de Comunicación Social? Es aquí donde debemos hacer algo.

Al hablar de los Medios de Comunicación Social, tenemos que afirmar que son sólo eso, «MEDIOS», que son complementarios del testimonio del agente evangelizador, y que no vaya a opacar el mensaje mismo. Lo importante es el mensaje, y no el medio. El medio es solo un vehículo a través del cual se envía un contenido.

Al hablar de Medios de Comunicación Social, tenemos también que aunque a veces es más el tiempo dedicado a la televisión, radio o periódico, que el asignado a la Escuela o a la Catequesis sistemática, no estamos en forma alguna, supliendo su tarea en la formación gradual, permanente, sistemática, progresiva.

De aquí surge la necesidad de una pequeña palabra que ayude a ver el problema y a sugerir pistas para ser críticos frente a los Medios.

DOCUMENTOS RESPECTO A LOS
MEDIOS DE COMUNICACION SOCIAL

El hombre es un ser en comunicación. Mejor todavía, el hombre es comunicación. Así de esencial. Como seres humanos, somos el origen, el proceso y el resultado de la comunicación. Influimos y somos influidos. Existe un paralelismo entre comunicación y conducta. Tanto en la actividad como en el reposo, con palabras o en silencio, toda conducta humana tiene el valor de un mensaje, esto es, influye en los demás y a la vez los otros le responden. Todo es comunicación.

La comunicación, «es» por tanto, desde que el hombre «es». Cada época con su propio modo de comunicarse, desde la tambora y el humo, hasta el satélite y los caminos de la computadora.

Los últimos 150 años, sin embargo, tienen el vértigo de la prisa por comunicarnos.

Desde 1830 el periódico.

Desde 1895 el cine.

Desde 1920 la radio.

Desde 1950 la televisión.

Desde 1980 el video, los satélites; últimamente el internet, ¿y mañana?

Los Medios de Comunicación Social tienen un enorme poder en la actualidad, ya que nos proporcionan conocimientos y criterios, multiplican nuestra presencia, ofrecen nuevas formas para facilitar la comunicación, parecería que tienden a suplantar a los antiguos maestros: papás, maestros, catequistas, sacerdotes, los viejos del pueblo, ofrecen rápidamente lo nuevo untando lo antiguo, gozan de enorme popularidad.

Por esto y por mucho más, la Iglesia ha visto la necesidad de orientar en el uso de los Medios de Comunicación Social.

La Iglesia, en su tiempo y según sus posibilidades ha dado luz para el recto uso de los Medios de Comunicación Social, pero a partir del Concilio Vaticano II, y aún antes, tenemos documentos que avalan la preocupación por el avasallante influjo de los medios.

Veamos sintéticamente:

a) Miranda Prorsus -Pío XII, 8 de septiembre de 1957.

b) Inter Mirífica -Vaticano II.

c) Communio et progressio -Pontifica Comisión de Comunicación Social, 18 de mayo de 1971.

d) Una nueva era -Aetatis Novae, -22 de febrero de 1992.

- Consejo Pontificio para las comunicaciones sociales. (Instrucción Pastoral).

e) Orientaciones -Congregación para la educación católica, 19 de marzo de 1986.

Sobre la formación de los futuros sacerdotes para el uso de los instrumentos de la Comunicación Social.

Con este brevísimo resumen de los principales documentos en los que se manifiesta el interés de la Iglesia por los Medios, queremos abrir el apetito para que por su cuenta los agentes de pastoral, sigan profundizando los aspectos teológicos y pastorales del tema.

A nivel universal ya casi no hay documentos de la Iglesia en el que no se manifieste la preocupación de los pastores por la influencia de los Medios de Comunicación Social.

A nivel latinoamericano, en las conferencias generales de Medellín, Puebla y Santo Domingo, es clarísima la preocupación de los pastores por el tema de los Medios.

A nivel Diocesano, en nuestros 3 Planes de Pastoral ha salido a flote la preocupación de los agentes, por las pocas acciones pastorales, frente a la magnitud de la problemática que plantea entre nosotros el uso y abuso de los Medios.

a) El primer documento importante sobre los Medios de Comunicación es la Encíclica Miranda Prorsus, del Papa Pío XII del 8 de septiembre de 1958, sobre el cine, radio y televisión.

El que sea el primer documento importante no quiere decir que sea la primera vez que se hable del tema en el Vaticano, pues el interés ha sido constante, a veces más defensiva que propositi­vamente.

Dice en el preámbulo que el cine, la radio y la televisión, ofrecen a millones de personas de manera fácil y asimilable imágenes, noticias, enseñanzas, como alimento diario de la mente.

La Iglesia se preocupa por las «técnicas de difusión» porque el Divino Redentor le ha confiado la misión de salvarlo.

La misma Encíclica recuerda la preocupación de los anteriores Pastores de la Iglesia.

Los principios en los que basa su preocupación:

a) Difundir el bien y no el mal.

b) Libertad en la difusión.

c) Peligros en la libertad de expresión.

d) Defensa de la moral.

e) Defender la verdad.

f) Promover la educación.

g) Defensa de la juventud.

Después da una palabra a cerca de:

a) El Cinematógrafo.

b) La Radio.

c) La Televisión.

Termina este documento con una exhortación al clero, diciendo que el sacerdote debe conocer estos Medios y dar ejemplo a los fieles de prudencia, de moderación y sentido de responsabilidad.

b) El Decreto conciliar sobre los Medios de Comunicación Social «Inter Mirífica», gestado prematuramente y con votación final muy difícil -1960 a favor, 164 a contra y 7 nulos- abrirá brecha para el desarrollo del Concilio Vaticano II.

Promulgado por el Papa Paulo VI el 4 de diciembre de 1963.

Los temas que aporta en sus 24 números, los divide en 2 capítulos, con una introducción.

Nos. 1 y 2- Introducción.

Capítulo I «Normas reguladoras del recto uso de los Medios de Comunicación».

Nos. 3 y 4- La Iglesia y los Medios de Comunicación Social.

5- Recta conciencia en el uso de los Medios de Comunicación Social.

6 y 7- Primacía del orden moral.

8- Deberes de justicia y caridad.

9 y 10- De los destinatarios de la Información.

11- De los sujetos activos de la información.

12- De las autoridades.

Capitulo II Los Medios de Comunicación Social y el Apostolado Católico.

13- Deber de los pastores.

14- Los Medios de Comunicación Social Católicos.

15 y 16- Formación Católica para el uso de estos Medios.

17 y 18- Apoyo económico a los medios católicos de comunicación.

19,20 y 21- Organismos adecuados.

23 y 24- Cláusulas del documento y aprobación pontificia.

c) La Instrucción «Communio et progressio».

Con el tiempo, fue madurando el Concilio tanto teológicamente como pastoralmente, por eso los mismos Obispos tuvieron la prudencia de ordenar la redacción «por expreso mandato del Concilio de un documento pastoral que precisara los principios doctrinales y los consejos pastorales sólo esbozados en el decreto Inter Mirífica».

La Instrucción «Communio et Progressio».

a) Insiste en el derecho de los individuos y grupos a expresar su propia opinión, dentro de los límites de la honestidad y del bien común.

b) Afirma que la libertad de opinión supone el derecho a la información.

c) Defiende el pluralismo de los Medios de Comunicación Social, ya que sin él, el derecho a estar informados es ilusorio.

Se afirma categóricamente que la Iglesia necesita de la opinión pública, y eso requiere libertad de pensamiento y expresión, intercambio de opiniones legítimas.

Los miembros del Pueblo de Dios, tienen derecho a la información completa que les sea necesaria para juzgar un papel activo de la vida de la Iglesia.

La idea subyacente más fundamental de toda la «Instrucción» es ésta: la verdad se descubre, no se impone. Dicho de otra manera: quien impone una verdad a los que no la ven, les tiraniza.

Esta documento fue expedido en Roma el 18 de mayo de 1971, aprobado por el Papa Paulo VI.

Sus 187 números están divididos de la siguiente manera:

Introducción o Proemio -del 1 al 5.

Primera Parte -6 a 18- Los Medios de Comunicación Social desde un punto de vista cristiano: principios doctrinales.

Segunda Parte -19 a 100- Los Medios de Comunicación Social, factores del progreso humano.

Tercera Parte -101 a 180- Acción de los católicos en torno a los Medios de Comunicación Social.

Conclusión -181 a 187-.

d) Instrucción Pastoral «Aetatis Novae».

Una Nueva Era del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Social.

Este documento fue publicado en Roma el 22 de febrero de 1992.

Son 34 números en los que se va profundizando en el ser y quehacer de las comunicaciones en la Iglesia.

En la Introducción (1 a 3) subraya la Revolución en las comunicaciones, que está unificando y transformando a la humanidad en una «aldea global».

Divide el contenido en 5 grandes capítulos y un anexo.

I.- Contexto de las Comunicaciones Sociales.

a) Contexto cultural y social.

b) Contexto político y económico.

II.- Tarea de las Comunicaciones Sociales.

a) Los Medios de Comunicación Social al servicio de las personas y de las culturas.

b) Los Medios de Comunicación Social al servicio del diálogo con el mundo.

c) Los Medios de comunicación Social al servicio de la comunidad humana y del progreso social.

d) Los Medios de Comunicación Social al servicio de la Comunicación Eclesial.

e) Los Medios de comunicación Social al servicio de una nueva evangelización.

III.- Retos Actuales.

a) Necesidad de una evaluación crítica.

b) Solidaridad y desarrollo integral.

c) Políticas y estructuras.

d) Defensa del derecho a la información y a las comunicaciones.

IV.- Prioridades Pastorales y Medios de respuesta.

a) Defensa de las culturas humanas.

b) Desarrollo y promoción de los Medios de Comunicación de la Iglesia.

c) Formación de los comunicadores cristianos.

d) Pastoral de los profesionales de las comunicaciones.

V.- Necesidad de una planeación Pastoral.

a) Responsabilidades de los Obispos.

b) Necesidad de un plan pastoral sobre Medios de Comunicación So­cial.

Conclusión.

Anexo: Elementos de un plan pastoral de comunicaciones.

- Directrices para la elaboración de planes pastorales de Medios de Comunicación Social en una diócesis, Conferencia Episcopal o Sínodo Patriarcal.

- Modo de elaboración de un plan de pastoral de Comunicaciones -fase de investigación, fase de programación-.

En este enlistado de documentos, no podemos olvidar que cada año, el Papa envía un mensaje con motivo del día del Comunicador, o también la llamada «Jornada Mundial de las Comunicaciones». Seria interesante en posteriores Boletines de Pastoral, entresacar algunas ideas de dichos mensajes.

Tampoco debemos olvidar lo que algunos documentos como Encíclicas Papales, Sínodos, Discursos del Papa, Documentos de Congregaciones Pontificias, Código de Derecho Canónico, Catecismo de la Iglesia Católica, han profundizado en este terreno de las comunicaciones.

Por último, la preocupación de la Iglesia Latinoamericana: Río de Janeiro, pasando por Medellín, Puebla y hasta Santo Domingo, se ve reflejada en todos sus documentos.

Ojalá y que estas líneas nos motiven a promover el uso crítico de los Medios de Comunicación Social, tanto los que nos llegan de fuera, como los que nosotros tenemos o podemos tener.

En nuestro Plan Diocesano de Pastoral, afirmamos que los Medios de Comunicación Social, son una cita con Dios. (Cfr. 1296). Valoramos el esfuerzo de todos para que dicha afirmación sea en verdad una acción prioritaria en nuestras tareas pastorales. (1291).

 

 

DOCUMENTOS RESPECTO
A LOS MEDIOS DE COMUNICACION SOCIAL

El hombre es un ser en comunicación. Mejor todavía, el hombre es comunicación. Así de esencial. Como seres humanos, somos el origen, el proceso, y el resultado de la comunicación. Influimos y somos influidos. Existe un paralelismo entre comunicación y conducta. Tanto en la actividad como en el reposo, con palabras o en silencio, toda conducta humana tiene el valor de un mensaje, esto es, influye en los demás y a la vez los otros le responden. Todo es comunicación.

La comunicación, «es» por tanto, desde que el hombre «es». Cada época con su propio modo de comunicarse, desde la tambora y el humo, hasta el satélite y los caminos de la computadora.

Los últimos 150 años, sin embargo, tienen el vértigo de la prisa por comunicarnos.

Desde 1830 el periódico.

Desde 1895 el cine.

Desde 1920 la radio.

Desde 1950 la televisión.

Desde 1980 el video, los satélites, últimamente el internet, ¿y mañana?

Los Medios de Comunicación Social tienen un enorme poder en la actualidad, ya que nos proporcionan conocimientos y criterios, multiplican nuestra presencia, ofrecen nuevas formas para facilitar la comunicación, parecería que tienden a suplantar a los antiguos maestros: papás, maestros, catequistas, sacerdotes, los viejos del pueblo, ofrecen rápidamente lo nuevo untando lo antiguo, gozan de enorme popularidad.

Por esto y por mucho más, la Iglesia ha visto la necesidad de orientar en el uso de los Medios de Comunicación Social.

La Iglesia, en su tiempo y según sus posibilidades ha dado luz para el recto uso de los Medios de Comunicación Social, pero a partir del Concilio Vaticano II, y aun antes, tenemos documentos que avalan la preocupación por el avasallante influjo de los medios.

Veamos sintéticamente:

a) Miranda Prorsus -Pío XII, 8 de septiembre de 1957.

b) Inter Mirífica -Vaticano II.

c) Communio et progressio -Pontifica Comisión de Comunicación Social, 18 de mayo de 1971.

d) Una nueva era -Aetatis Novae, -22 de febrero de 1992.

- Consejo Pontificio para las comunicaciones sociales. (Instrucción Pastoral).

e) Orientaciones -Congregación para la educación católica, 19 de marzo de 1986.

Sobre la formación de los futuros sacerdotes para el uso de los instrumentos de la Comunicación Social.

Con este brevísimo resumen de los principales documentos en los que se manifiesta el interés de la Iglesia por los Medios, queremos abrir el apetito para que por su cuenta los agentes de pastoral, sigan profundizando los aspectos teológicos y pastorales del tema.

A nivel universal ya casi no hay documentos de la Iglesia en el que no se manifieste la preocupación de los pastores por la influencia de los Medios de Comunicación Social.

A nivel latinoamericano, en las conferencias generales de Medellín, Puebla y Santo Domingo, es clarísima la preocupación de los pastores por el tema de los Medios.

A nivel Diocesano, en nuestros 3 Planes de Pastoral ha salido a flote la preocupación de los agentes, por las pocas acciones pastorales, frente a la magnitud de la problemática que plantea entre nosotros el uso y abuso de los Medios.

a) El primer documento importante sobre los Medios de Comunicación es la Encíclica Miranda Prorsus, del Papa Pío XII del 8 de septiembre de 1958, sobre el cine, radio y televisión. El que sea el primer documento importante no quiere decir que sea la primera vez que se hable del tema en el Vaticano, pues el interés ha sido constante, a veces más defensiva que propositivamente. Dice en el preámbulo que el cine, la radio y la televisión, ofrecen a millones de personas de manera fácil y asimilable imágenes, noticias, enseñanzas, como alimento diario de la mente. La Iglesia se preocupa por la «técnicas de difusión» porque el Divino Redentor le ha confiado la misión de salvarlo. La misma Encíclica recuerda la preocupación la preocupación de los anteriores Pastores de la Iglesia. Los principios en los que basa su preocupación: a) Difundir el bien y no el mal. b) Libertad en la difusión. c) Peligros en la libertad de expresión. d) Defensa de la moral. e) Defender la verdad. f) Promover la educación. g) Defensa de la juventud. Después da una palabra a cerca de: a) El Cinematógrafo. b) La Radio. c) La Televisión. Termina este documento con una exhortación al clero, diciendo que el sacerdote debe conocer estos medios y dar ejemplo a los fieles de prudencia, de moderación y sentido de responsabilidad.

b) El Decreto conciliar sobre los Medios de Comunicación Social «Inter Mirífica», gestado prematuramente y con votación final muy dificil -1960 a favor, 164 a contra y 7 nulos- abrirá brecha para el desarrollo del Concilio Vaticano II. Promulgado por el Papa Paulo VI el 4 de diciembre de 1963. Los temas que aporta en sus 24 números, los divide en 2 capítulos, con una introducción. Nos. 1 y 2- Introducción. Capítulo I «Normas reguladoras del recto uso de los Medios de Comunicación». Nos. 3 y 4- La Iglesia y los Medios de Comunicación Social. 5- Recta conciencia en el uso de los Medios de Comunicación Social. 6 y 7- Primacía del orden moral. 8- Deberes de justicia y caridad. 9 y 10- De los destinatarios de la Información. 11- De los sujetos activos de la información. 12- De las autoridades. Capitulo II Los Medios de Comunicación Social y el Apostolado Católico. 13- Deber de los pastores. 14- Los Medios de Comunicación Social Católicos. 15 y 16- Formación Católica para el uso de estos medios. 17 y 18- Apoyo económico a los medios católicos de comunicación. 19,20 y 21- Organismos adecuados. 23 y 24- Cláusulas del documento y aprobación pontificia.

c) La Instrucción «Communio et progressio».

Con el tiempo, fue madurando el Concilio tanto teológicamente como pastoralmente, por eso los mismos Obispos tuvieron la prudencia de ordenar la redacción «por expreso mandato del Concilio de un documento pastoral que precisara los principios doctrinales y los consejos pastorales sólo esbozados en el decreto Inter Mirífica».

La Instrucción «Communio et Progressio».

a) Insiste en el derecho de los individuos y grupos a expresar su propia opinión, dentro de los límites de la honestidad y del bien común.

b) Afirma que la libertad de opinión supone el derecho a la información.

c) Defiende el pluralismo de los Medios de Comunicación Social, ya qué sin él, el derecho a estar informados es ilusorio.

Se afirma categóricamente que la Iglesia necesita de la opinión pública, y eso requiere libertad de pensamiento y expresión, intercambio de opiniones legítimas.

Los miembros del Pueblo de Dios, tienen derecho a la información completa que les sea necesaria para juzgar un papel activo de la vida de la Iglesia.

La idea subyacente más fundamental de toda la «Instrucción» es ésta: la verdad se descubre, no se impone. Dicho de otra manera: quien impone una verdad a los que no la ven, les tiraniza.

Esta documento fue expedido en Roma el 18 de mayo de 1971, aprobado por el Papa Paulo VI.

Sus 187 números están divididos de la siguiente manera:

Introducción o Proemio -del 1 al 5.

Primera Parte -6 a 18- Los Medios de Comunicación Social desde un punto de vista cristiano: principios doctrinales

Segunda Parte - 19 a 100- Los Medios de Comunicación Social, factores del progreso humano.

Tercera Parte -101 a 180- Acción de los católicos en torno a los Medios de Comunicación Social.

Conclusión -181 a 187-.

d) Instrucción Pastoral «Aetatis Novae».

Una Nueva Era del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Social.

Esta documento fue publicado en Roma el 22 de febrero de 1992.

Son 34 números en los que se va profundizando en el ser y quehacer de las comunicaciones en la Iglesia.

En la Introducción (1 a 3) subraya la Revolución en las comunicaciones, que está unificando y transformando a la humanidad en una «aldea global».

Divide el contenido en 5 grandes capítulos y un anexo:

I.- Contexto de las Comunicaciones Sociales. a) Contexto cultural y social. b) Contexto político y económico.

II.- Tarea de las Comunicaciones Sociales. a) Los Medios de Comunicación Social al servicio de las personas y de las culturas. b) Los Medios de Comunicación Social al servicio del dialogo con el mundo. c) Los Medios de comunicación Social al servicio de la comunidad humana y del progreso social. d) Los Medios de Comunicación Social al servicio de la Comunicación Eclesial. e) Los Medios de comunicación Social al servicio de una nueva evangelización.

III.- Retos Actuales.

a) Necesidad de una evaluación crítica.

b) Solidaridad y desarrollo integral.

c) Políticas y estructuras.

d) Defensa del derecho a la información y a las comunicaciones.

IV.- Prioridades Pastorales y Medios de respuesta. a) Defensa de las culturas humanas. b) Desarrollo y promoción de los Medios de Comunicación de la Iglesia. c) Formación de los comunicadores cristianos. d) Pastoral de los profesionales de las comunicaciones.

V.- Necesidad de una planeación Pastoral. a) Responsabilidades de los Obispos. b) Necesidad de un plan pastoral sobre Medios de Comunicación Social. Conclusión.

Anexo: Elementos de un plan pastoral de comunicaciones.

- Directrices para la elaboración de planes pastorales de Medios de Comunicación Social en una diócesis, Conferencia Episcopal o Sínodo Patriarcal.

- Modo de elaboración de un plan de pastoral de Comunicaciones -fase de investigación, fase de programación-.

En este enlistado de documentos, no podemos olvidar que cada año, el Papa envía un mensaje con motivo del día del Comunicador, o también la llamada «Jornada Mundial de las Comunicaciones». Seria interesante en posteriores Boletines de Pastoral, entresacar algunas ideas de dichos mensajes.

Tampoco debemos olvidar lo que algunos documentos como Encíclicas Papales, Sínodos, Discursos del Papa, Documentos de Congregaciones Pontificias, Código de Derecho Canónico, Catecismo de la Iglesia Católica, han profundizado en este terreno de las comunicaciones.

Por último, la preocupación de la Iglesia Latinoamericana: Río de Janeiro, pasando por Medellín, Puebla y hasta Santo Domingo, se ve reflejada en todos sus documentos.

Ojalá y que éstas líneas nos motiven a promover el uso crítico de los Medios de Comunicación Social, tanto los que nos llegan de fuera, como los que nosotros tenemos o podemos tener.

En nuestro Plan Diocesano de Pastoral, afirmamos que los Medios de Comunicación Social, son una cita con Dios. (Cfr. 1296?. Valoramos el esfuerzo de todos para que dicha afirmación sea en verdad una acción prioritaria en nuestras tareas pastorales. (1291).

 

 

1. Los grandes desafíos
del mundo actual

Presentamos a continuación un brevísimo resumen, muy esquemático, de ese puñado de problemas, terriblemente complejos y cuestionadores, que desafían a nuestro mundo e interpelan la conciencia de todos nosotros.

 


La unipolaridad.

Ni política ni militarmente existen ya en el mundo las dos superpotencias que, en continuas tensiones y enfrentamientos, conmocio­naban la vida de todo el planeta. Sigue, sin embargo, existiendo (y cada vez con mayor discriminación) la bi-polaridad económica. El NORTE rico, cada vez más rico y el SUR pobre, cada vez más pobre.

 


Nueva escala de valores.

Los valores que actualmente cobran más vigencia los podríamos agrupar, por su contenido positivo o negativo, de la siguiente manera:

Negativos:

-Materialismo práctico.

-Hedonismo

-Consumismo

-Individualismo

-Pragmatismo

Positivos:

-Libertad personal y social

-Personalismos

-Preocupación por la justicia

-Derechos humanos.

-Conciencia de la propia dignidad.

 


Neo-liberalismo.

Las corrientes que impulsan los modelos neo-liberales se van imponiendo en muchos países. La presencia del Estado en la economía se debilita, mientras es impulsada la economía de mercado y las privatizaciones.

 


La influencia avasallante de los M.C.S.

Vivimos en la era de las comunicaciones, cada vez más rápidas e influyentes. La «cultura de la comunicación» guarda estrecha relación con:

- las agencias de información

- la publicidad

- el consumismo

- la trans-culturación

- la cultura de la imagen...

 


Conciencia ecológica

Una de las preocupaciones más graves que sacude la conciencia del hombre moderno es la ecológica: la de salvar nuestro mundo de una muerte anunciada a corto plazo. Surge por doquier la idea de que algo hay que hacer urgentemente, pero, hasta el momento, muy poco es lo que se ha hecho. Sin embargo, crece la idea de que hay que respetar y proteger el medio ambiente.

 


Derechos Humanos

-Ha crecido la conciencia sobre la necesidad de la vigencia de los derechos humanos. Sin embargo, queda mucho por hacer, sobre todo en relación a los derechos económicos, sociales y culturales.

 

 

 


Las corrientes integracionistas

Los países tratan de agruparse en grandes bloques económicos, como el "Consejo Económico Europeo" (CEE) el "Bloque del Pacífico" (Japón, Corea, Taiwan, Hong Kong, Singapur), la "era electrónica" "El Pacto Andino", el "T.L.C", etc.

 

 


El poder de la Inteligencia

El industrialismo pierde vigencia. El conocimiento científico, se está constituyendo en la nueva forma de poder: estamos entrando en la "era electrónica". El imperio del futuro (que en algunos países ya está presente) es el poder de la inteligencia

2. Efectos de la publicidad

Guía de trabajo.

1.- Describe cada uno de los gráficos.

2.- Señala los efectos negativos de la publicidad siguiendo cada uno de los gráficos.

3.- Debate en grupo, sobre la publicidad y la alienación (Graf. 1); la pugna comercial entre las multinacionales (graf. 2); la vocación absoluta que se hace del dinero (graf. 3) y la influencia negativa de la propaganda en la alimentación natural (graf. 4).

 


Tiempo que los niños latinoamericanos
pasan ante el televisor.

De los 4 a los 6 años: 20 horas semanales.

De los 7 a los 12 años: 25 horas semanales.

De los 12 a los 18 años: 18 horas semanales.

 


Efectos que produce
la imagen televisiva.

Todo el conjunto de imágenes que ofrece la televisión ejerce en el «tele-adicto» unos efectos similares a los que producen las drogas: es a la vez, sedante y estimulante.

Es sedante porque:

- Nos evade de la realidad.

- Crea un ambiente idealizado.

- Adormece la criticidad.

- Hace soñar con situaciones irreales.

- Genera pasividad.

- Impulsa a la identificación con personajes de éxito.

- Lleva al conformismo o a las soluciones fáciles.

Es estimulante porque:

- Induce a la violencia y a la agresividad.

- Impulsa sentimientos de odio y de venganza.

- Lleva a la imitación de técnicas de ataque y defensa personal.

- Estimula actitudes de autoritarismo y verticalismo.

Señalamos a continuación las principales características que produce la imagen en el proceso de aprendizaje.

- Predominio de la emotividad, que se impone sobre la racionalidad.

- El conocimiento se hace por influencias emotivas y por simpatía, lo cual tiene ventajas.

- Puede llegar a ser un auténtico «saber» o puede conducir a una masificación denigrante.

Nivelación de costumbres.

- Existe el peligro de una uniformidad absoluta con riesgo de la pérdida de valores culturales autóctonos.

- Se nos trasmiten imágenes con transfondo ideológico.

- Los que manejan las imágenes sobre las cuales vamos a razonar, tienen unas ideas que tratan de vender.

 


Nueva manera de adquirir ideas.

- Las ideas se van adquiriendo más por reacción psicológica y subjetiva frente a la imagen, que por razonamiento.

Parece que hay consenso entre los estudiosos del tema acerca de las funciones que debe cumplir la TV:

- Educar

- Informar

- Entretener

El gran problema para una sociedad surge en torno al contenido de los programas y su metodología.

O sea, qué y cómo educa, informa y entretiene.

En otras palabras: ¿Cuáles son los valores culturales en que se va a inspirar esa educación, esa información y ese entretenimiento?

El lenguaje de la imagen tiene también efectos que pueden juzgarse como positivos en la mentalidad del televidente, sobre todo, si éste es joven:

 


La persona del televidente:

- Desarrolla la emotividad.

- Adquiere predominio de lo inductivo sobre lo deductivo o analítico.

- Percibe la realidad sintéticamente, de un modo rico y complejo.

- Desarrolla el conocimiento a través de los sentidos. Hay capacitación sensorial y real, en lugar de la abstracción.

- Desea llegar al conocimiento de manera directa e inmediata.

- Desarrolla una inteligencia organizadora y comprensiva, aunque no deductiva y reflexiva.

Según datos de la UNESCO, en 1965, en países donde se había estudiado la influencia de la TV en niños y adolescentes, se encontró que ya en esa época los escolares de 6 a 16 años dedicaban entre 12 y 24 horas semanales, como promedio, a ver TV, siendo mayor el porcentaje en los de nivel promedio. Esto significa 500 a 1000 horas anuales; un total de 6000 a 12000 horas durante los 12 años de escolaridad.

En EE.UU. se ha llegado a afirmar que la TV es ya un «tercer padre», o, más exactamente, un «primer padre», en la mayoría de los hogares norteamericanos.

En dicho país los niños pequeños miran alrededor de 3000 horas de TV antes de ir al primer año de la educación básica.

Estudios recientes revelan que hay una correlación entre el mal rendimiento académico, inteligencia inferior y exceso de TV.

Actualmente un joven de 14 a 18 años que vive en la ciudad, por 10000 horas de clase, pasa 15000 horas mirando TV.

Si este joven tiene 18 años, quiere decir que 2 años de su vida los ha pasado delante del televisor.

 

 


Efectos positivos de la TV en los niños:

- Ensancha su horizonte de interés.

- Hace al niño más imaginativo.

- Le impulsa hacia el compromiso social.

- Visión más global del mundo.

- Le estimula al diálogo.

- Le ayuda a utilizar un lenguaje más apropiado.

- Le lleva a desarrollar el gusto estético y la afectividad.

 


Efectos negativos de la TV en los niños:

- Le induce a la pasividad.

- Le evade de la realidad.

- No desarrolla la creatividad.

- Aumento de la dependencia.

- Le empuja hacia el consumismo y la alienación.

- Le distrae del estudio personal.

- Le induce a imitar modelos ajenos a su cultura.

 


Efectos psicológicos de las telenovelas:

- Se produce una atmósfera de intimidad con los personajes.

- Se crea una especie de adhesión o dependencia hacia la telenovela. Si la historia interesa, se siguen todos los capítulos.

- La audiencia tiende a identificarse con los personajes «buenos» y no con los «malos».

- Los personajes, con los que la audiencia se identifica, se convierten en modelos de comportamiento que se tiende a imitar en situaciones reales similares.

- Los conflictos y enredos de la trama mantienen el interés y el suspenso.

- El comportamiento, actitudes... de los personajes son internalizados por los televidentes.

- La audiencia se mantiene en constante estado de excitación por la tensión que produce la confrontación entre los personajes «buenos» y «malos» y los triunfos de éstos casi hasta el final.

- La audiencia recuerda durante el día la telenovela de la noche anterior y trata de ponerle un final, o sueña con ella.

- La excitación producida por el melodrama o la identificación con los personajes facilita el cambio de conducta o el reforzamiento de ciertos valores humanos y sociales. También se da el efecto contrario.

- Si el mensaje es socialmente positivo, puede llevar a modificar o reforzar la identidad y homogeneidad de un grupo social.

 


Valores:

- Originalidad y creatividad en las situaciones, siempre nuevas y sorprendentes.

- Flexibilidad, interés, suspenso.

- Gran sensibilidad y emoción.

- Valores humanos, sobre todo en la gente sencilla. (Chofer, cocinera, empleados...).

- Religiosidad popular en los personajes más sencillos.

- Valor de la familia tradicional, pero únicamente como retorno ideal.

- Lenguaje popular, rico en matices y fácilmente comprensible.

- Generalmente triunfa el bien sobre el mal, la verdad sobre el engaño.

- Catarsis emocional: fuente de alegrías, sorpresas, emociones...

- Posibilidad de compartir interiormente los problemas personales más íntimos.

- El éxito de los «héroes» como alivio psicológico ante los propios fracasos. «Satisfacción sustitutiva».

- Posibilidad de huir, siquiera momentáneamente, de las propias angustias o frustraciones.

Contravalores.

- Infidelidad conyugal.

- Falta total de honestidad. Simulación. Mentira. Engaños.

- Violencia. Agresividad. Odio.

- Individualismo. Egoísmo.

- Silenciamiento de los temas de justicia social. Ignorancia de la violencia institucionalizada.

- Culto al dinero. Consumismo. Derroche.

- Falta de respeto a los derechos ajenos. Desprecio de las personas humildes.

- Larvado racismo.

- Culto a las apariencias. Superficialidad.

- Carencia de espíritu de trabajo.

- Ignorancia del valor del estudio y de la formación intelectual.

- Desvaloración de la mujer: vanidosas, superficiales, derrochadoras...

- Falta de responsabilidad de los padres de familia en la verdadera educación de sus hijos.

- Formación moral y religiosa nula o muy deficiente en casi todos los personajes.

- Moral totalmente relativizada.

- Falta de comunicación honesta y profunda entre los personajes.

 

 


4. La prensa
y su permanente vigencia

El periódico es la más tradicional forma de comuni
           cación de masas y su principal característica es
           permitir todo un almacenaje de información convenientemente organizada y dosificada. El periódico es producto de una jornada de actividades políticas, financieras, culturales, deportivas, etc, y retiene para el lector los sucesos históricos más importantes. Como fuente de noticias, el periódico es una de las mejores para interiorizarse de los acontecimientos, tanto a nivel local, como en lo nacional o mundial.

En un mismo periódico existen diferentes tipos de artículos, con características de estilo bien diferenciadas. El lenguaje va desde el más reflexivo y analítico en los editoriales y en los comentarios, hasta el más directo, cotidiano y narrativo de las informaciones y noticias locales.

El periódico es:

- Fuente de conocimiento.

- Instrumento importante para la investigación de los acontecimientos.

- Archivo donde se conservan multitud de datos y todo tipo de información.

La composición más generalizada de un periódico es la siguiente:

- Noticias nacionales e internacionales.

- Editoriales, artículos de fondo, columnas de comentarios.

- Entrevistas, reportajes, encuestas, cartas a la dirección.

- Notas informativas de actividad artística, literatura, teatro, cine, música, TV, etc.

- Crónicas deportivas, sucesos policiales, acontecimientos sociales.

- Comunicados, solicitudes, avisos comerciales, avisos clasificados, etc.

- Movimiento de la bolsa de valores, cotización de las monedas, precios de los minerales.

- Notas bibliográficas, comentarios de libros.

- Historietas gráficas, crucigramas, horóscopos, avisos necrológicos.

- Carteleras cinematográficas, programas de radio y TV.

El periodismo
al servicio del bien común.

En relación a la obtención de la noticia se puede hablar de:

- Moral de la investigación.

- Moral del contenido de la noticia.

Respecto de la moral de la investigación es necesario tener en cuenta:

- La prioridad intelectual («derechos de autor»).

- La validez ética por los cuales se obtiene la información.

¿Qué papel juega la curiosidad del público en relación a la noticia?

Unas veces la curiosidad es estimulada por un periodismo sensacionalista.

Otras, la curiosidad sirve de motivación a este tipo de periodismo que busca lograr mayor impacto y ser primicia, aún al margen de toda ética con relación a la privacidad de las personas.

 En cuanto a la moral del contenido de la noticia se puede hablar de:

- La mentira. - La difamación. - La pornografía.

Se miente cuando hay:

- Un silencio intencionado.

- Verdades a medias.

- Estadísticas engañosas.

- Fotografías cuya angulación, selección o montaje se usan para distorcionar la realidad.

- La ambigüedad. - El sensacionalismo.

- Las exageraciones.

- Las simplificaciones.

- Los titulares no acordes con el texto.

- La propalación de rumores para obtener determinados resultados.

La difamación y la pornografía son formas de mentira que van contra la privacidad, la fama y el valor del sexo.

 


5. La radio: «"Si y No"»

Muchos auguraron la muerte de la radio frente al tremendo impacto de la televisión. Por el momento, no sólo no se perciben señales de defunción, sino que muestra excelente y rejuvenecida salud.

Presentamos a continuación dos pequeños esquemas en los que podemos apreciar algunas de las razones por las cuales la radio seguirá siendo un medio de comunicación social masivo.

Sin embargo, nos atrevemos también a señalar algunos síntomas de peligroso deterioro que amenazan constantemente al más ágil y barato de los medios de comunicación social.

 

Principales defectos
que amenazan a la radio.

- La improvisación de los programas.

- Superficialidad. Poco profesionalismo.

- Falta de investigación de la noticia. Lectura de la información periodística.

- Deficiente dicción y lectura.

- Actitudes imitativas. Predominio de la música en inglés.

- Alienación cultural.

- Programas educativos con mentalidad y metodología escolar.

- Propaganda excesiva.

 

Principales cualidades
que acompañan a la radio.

- Agilidad. Rapidez. Cercanía.

- Interés por los problemas locales.

- La radio es compañía, sobre todo para personas solas, enfermas...

- Puede llegar a lugares lejanos que no tienen ni electricidad.

- Presta ayuda humanitaria e importantes servicios a la comunidad.

- Atender la radio es compatible con el trabajo doméstico.

- Programación prolongada, aún a lo largo de toda la noche.

- Costo económico bajo.

 

Ventajas de la radio.

- La radio es el método de comunicación más rápido y persuasivo.

- Es un medio fácil, asequible, barato, trasnportable. Es un amigo cercano y accesible, sobre todo, en los momentos de soledad.

- Los especialistas definen a la radio como un medio «caliente» y a la TV como un medio «frío». La TV hace del espectador un prisionero de la imagen. La radio le deja libre, tanto en sus movimiento físicos, como en su imaginación.

- La radio es un instrumento muy eficiente para la educación y para revalorizar la cultura propia. En muchos lugares se ha constituido en instrumento de desarrollo y de verdadera promoción.

- Por su rapidez y flexibilidad la radio es el medio por excelencia para trabajar en directo. Es un instrumento de gran autonomía.

 

Desventajas de la radio.

- La radio nos ofrece un producto muy efímero. La palabra hablada, en contraposición a la escritura, es muy fugaz. Esta palabra fugaz fácilmente puede ser deformada por el oyente.

- La radio es un medio más progresista, más espontáneo que la TV pero eso mismo le lleva a la improvisación y a la superficialidad.

- La radio tiene también el peligro de perder seriedad, de convertirse en una auténtica «radio-cocina».

- La radio se constituye, la mayoría de las veces, en un instrumento de comunicación unidire­ccional: el mensaje llega hasta el oyente pero las reacciones y las ideas de éste no llegan hasta la radioemisora.

 

Los criterios de la ética
de la información:

1.- El derecho de la información: que se relaciona con el derecho a la verdad, el derecho a la vida privada y el derecho al secreto. Este derecho comporta también el deber de informar y estar informado.

2.- Exigencias objetivas de la información: que en cuanto a su objetivo debe ser siempre verdadera, y en cuanto al modo, honesta y conveniente.

3.- La estructura adecuada del proceso informativo: que tiene que ver con el acceso a las fuentes por parte de los informadores, la libre circulación de las noticias y la receptividad activa de parte del público.

 

Criterios básicos
para la formación de la opinión pública:

1.- La libertad de expresión.

2.- La obligación de todos los ciudadanos de cooperar en la formación de la opinión pública, coherente con la dignidad de las personas y el bien común.

3.- El discernimiento auténtico del público frente a la noticia.

4.- Estar prevenidos contra el riesgo de manipulación de la opinión pública.

5.- La consideración de la opinión pública como «voz del pueblo».

 

Criterios para el uso
de los medios de comunicación:

1.- Que los Medios estén al servicio de la educación, promoción humana y defensa de los valores culturales.

2.- La creación de un verdadero clima de diálogo e integración entre los pueblos.

3.- El derecho de todos a participar de la cultura.

4.- La discreción y prudencia en la presentación de los diversos aspectos del «mal» en el arte, de modo que no sea una incitación para caer en él.

5.- La defensa de la vida, dignidad humana y del medio ambiente.

6.- La lucha por la justicia.

Se desarrolla la criticidad en nosotros en la medida en que pasamos de ser meros «receptores» a verdaderos «perceptores».

 El perceptor crítico puede actuar en forma individual, pero sus posibilidades de discernimiento aumentan en la medida que actúa grupalmente. La capacidad crítica se desarrolla entonces, tanto en términos cuantitativos, como cualitativos. Esta percepción crítica debería desarrollarse también a nivel familiar.

Receptor:

1.- El «receptor» recibe el mensaje pasivamente.

2.- Se identifica con los modelos que presentan los M.C.S. y trata de imitarlos.

3.- Es «tele-dependiente».

4.- Es un número más entre los receptores del mensaje.

5.- Copia, imita, repite.

6.- Carece de disciplina y de capacidad de selección, sobre todo frente al televisor.

 

Perceptor:

1.- El «perceptor» trata de interpretar el mensaje.

2.- Es crítico frente a los modelos que nos presentan los M.C.S.

3.- Es libre frente a los M.C.S.

4.- Se juzga a sí mismo como un interlocutor que tiene formada su propia opinión.

5.- Observa, analiza y discierne.

6.- Sabe seleccionar lo que le conviene. La programación televisiva está subordinada a su propia decisión.

 

 



CONTENIDOS PARA EL TALLER
DE AGENTES EN MEDIOS
DE COMUNICACIÓN SOCIAL

 

1. Gran Taller de Periodismo

Casa de Pastoral «Juan Pablo II»

San Juan de los Lagos, Jal. Méx.

Para agentes de pastoral, laicos comprometidos, catequistas, presacramentales, billings, coordinadores de grupos, coros, miembros de liturgia, servidores de manzana, y todos los servidores del reino de Dios.

Evangelizar con los medios de hoy es misión indispensable de la Iglesia de Cristo, para llegar a todos los ambientes y a todas las conciencias.

DATOS GENERALES:

* Primera sesión del taller:

Tiempo designado: dos horas.

Tema específico: Periodismo.

Primera hora: teoría.

Segunda hora: práctica.

Objetivo:

Adquirir conocimientos elementales, herramientas, destrezas y habilidades que le permitan analizar, comprender y en su caso elaborar un periódico para proyectar el uso de éste en la vida de la parroquia.

MATERIAL DE APOYO:

Para la primera hora, diapositivas a través de televisión y PC.

Recursos: TV, PC, periódicos (juveniles, religiosos, sociales, locales), periódico gigante para facilitar la entrevista, un cuadernillo para cada participante con el tema de exposición y espacio para notas propias; letrero explicativo de las partes del periódico; colores, marcadores, recortes, tijeras.

Para la segunda hora, el material siguiente será repartido por equipos: gaffetes con nombres de las funciones y responsables de un periódico. Periódicos, tijeras, pegamento, colores, marcadores, lápices, cinta adhesiva.

TEMATICA:

* Qué son los MCS, definición e importancia.

* Periodismo: Definición, importancia, ventajas.

* Análisis, lectura y elementos de un periódico.

* Partes del periódico: logotipo, lema, fechario, cabeza, cintillo, columnas, secciones, grabados, pie de grabado, directorio.

* Géneros periodísticos (los seis servidores): noticia, entrevista, reportaje, crónica, columna, artículo, editorial.

* Presentación de un periódico: material didáctico y funciones del equipo humano.

* Por dónde empezar.

* Supervisión en la elaboración del periódico.

 


2. CURSO DE LA RADIO
PARA AGENTES DE PASTORAL

OBJETIVO:

Motivar en la importancia actual de la Radio, para que como medio popular e importante, se busque desarrollar criterios de análisis, tanto en los comunicadores, como en los radio escuchas.

Horario:

      4:00 p.m. a 7:00 p.m.

                4:00 a 5:30 p.m.     Nos. 1, 2 y 3. Sr. Cura Pedro Pérez de la Torre

                5:30 a 5:45 p.m.     Tiempo libre

                5:45 a 7:00 p.m.     Sr. Lic. Javier Jiménez y equipo. Nos. 4 al 7.

Temas:

1.- La Radio: un medio masivo de comunicación

2.- La Radio: ¿Sí o No?

3.- Géneros y modalidades para radiodifusión

4.- Elementos para juzgar los informativos radiales

5.- Las Radios comunitarias

6.- Las Radios comerciales de México

7.- Notimex. A.C.I.R. Deportivas

8.- Trabajos prácticos. Encuesta

 

Un mal informativo...

Nos distrae                 Nos confunde

Nos adormece  Nos divide

3. POR UN USO CREATIVO-CRITICO
DE LA TELEVISION

 

OBJETIVO:

Dar a conocer los efectos nocivos sobre los receptores ejerce la televisión, para promover su uso creativo-crítico.

VER: Algunos datos.

a) Medios naturales y tecnológicos de comunicación (¡Primero fué la naturaleza!).

b) Nace y se reproduce la televisión. (Historia y otras cosas)

c) ¿Usamos la Televisión? (Cuestionario)

PENSAR: Análisis.

a) Programaciones.

b) ¿Qué nos hacen los de la Tele? (Ejercicio a base de periódicos y video. Foro crítico)

ACTUAR: ¡Reinventemos a la Tele!

a) Propuestas para un taller creativo de televisión. (Niños, Adolescentes u Jóvenes)

CELEBRAR: «Creo en Jesucristo, el gran comunica­dor». (P.D.P. 1286-1288)

Diseño gráfico.

Propuestas para taller de diseño gráfico (Medios grupales-alternativos)

Cultura de la imagen.

- Para concretar ideas en un dibujo o logotipo.

- Creatividad y sencillez.

- Elaboración de carteles-poster. ¡A buen entender...!

- Periódicos murales. Líneas maestras para dar en el blanco.

- Letras, colores, espacios y movimientos en el diseño.

- Dibujo catequístico.

Ejercicios.

Para todos aquellos que hacen «periodiquito, hoja parroquial...», diseño editorial.

Además la computadora.

 

4. CENTRO PARROQUIAL DE MEDIOS
DE COMUNICACION SOCIAL

1.- ¿Porqué es necesario un centro parroquial de MCS?

- Porque nuestro plan de pastoral lo urge.

- Porque la problemática actual así lo pide. Debemos dar respuestas concretas a problemas pastorales concretos.

- Porque hay materiales que no se usan o no se sabe que existen.

- Porque se requieren audiovisuales para grupos.

- Porque algunos ya trabajan, pero aisladamente.

- Porque urgen criterios de selección, intercambio, conservación, etc.

- Porque los MCS influyen y acaparan, y nuestros temas no compiten.

- Porque el hombre moderno es mas sensible al mensaje que se hace sonido e imagen.

 

2.- CUESTIONAMlENTOS:

- ¿Qué entendemos por centro de MCS?

- ¿Qué necesitamos para realizarlo?

- ¿Qué apoyo necesitamos?

- ¿Qué pasos dar en un año, en 3 años, en 5 años?

- ¿Cómo evaluaremos su impacto?

- Otros.

 

3.- Pasos a dar en la formación
del Centro:

a) Ilusionarnos en diseñar juntos un proyecto ideal del centro que sea atractivo y dinámico.

b) Crear conciencia en la comunidad de su necesidad.

c) Definir el proyecto en el consejo parroquial.

d) Conformar el equipo y sus responsabilidades.

e) Iniciar instalaciones.

f) Programación periódica.

g) Capacitación sistemática.

h) Organizar campañas de sensibilización.

i) Tener mecanismos de retroalimentación.

j) Evaluación periódica.

 

4.- OBJETIVO

«Impulsar y dinamizar la Nueva Evangelización de la parroquia, mediante la promoción y el uso organizado de los MCS, a partir de un centro, para el crecimiento en la fe de la comunidad.

 

5.- METAS DEL CENTRO PARROQUIAL DE MCS.

- Formar un equipo que proyecte, planifique e implemente los MCS en la parroquia.

- Lanzar un programa de promoción para impulsar a la comunidad a usar el CENTRO MCS.

- Proyectar los criterios, elaborar manuales, guías y modelos sobre el uso de los material.

- Programar y calendarizar actividades.

- Encuesta parroquial para identificar intereses y recursos.

- Promover equipos para ayudar en la selección de materiales.

- Elaborar directorio de servicios, publicarlo.

- Promoción de buenas lecturas, cassettes, películas, etc, casa por casa.

- Promoción de foros críticos periódicamente.

- Que al final del curso cada participante elabore idealmente el Centro Parroquial de acuerdo a su propia situación.

- Que las parroquias compartan su propia experiencia.


Apostoloteca
webmaster@apostoloteca.org